jueves, 17 de agosto de 2017

Elsa floreada

Hace poco os enseñé la Elsa rayada, hoy vengo a RUMS con una Elsa floreada. 


Sí, es una Elsa, con las mangas muy recortadas. Tenía ganas de hacer esas mangas desde que se las ví a Nina de Drap (porque #imitarteesadmirarte), así tengo lo mejor del raglan y lo mejor del verano jejejejeje.


La tela de flores fue un regalo de Imilce y el resto es tela de camiseta negra de CalJoan. Nada complicado.



jueves, 10 de agosto de 2017

#12socksin2017: abril, junio y julio

Ya os hablé aquí que este año me he propuesto tejer 12 pares de calcetines. Pues os enseño los tres siguientes, y así no agobio con posts de calcetines.



Patrón botton-up, la gracia del patrón es que surfeas mientras tejes. Para hacer cada mitad del calcetín de un color se utiliza la técnica de intarsia y se llevan las dos hebras colgando siempre. 


Hacer intarsia en redondo implica que hay que ir y volver. Una vez que se pilla como va el cambio de color, son sencillos de tejer, todo punto derecho y listo.




Repito patrón y repito ovillo (en otro color), pero el resultado de la combinación... feo, feo.

Si la culpa es mía, ya avisé que para los otros ovillos de esta lana iba a ser más atrevida con el patrón. Pero, ¿qué voy a decir? Estos ovillos están pensados para un patrón básico y listo.


Feos, feos han quedado, pero tienen su aquel y voy a ponérmelos un montón, seguro, porque son cómodos y la lana se lava muy bien en lavadora.

Como el primero me parecía muy feo, el segundo lo empecé por el otro extremo de la hebra para que no fueran iguales, pero quedó igual de feo.




Los Mediterranean Socks son mi primer test knit (seguro que hay equivalente en castellano, pero no me sale) de calcetines. Seguí el patrón a rajatabla.

Estos calcetines se comienzan por la puntera y se tejen hacia arriba. Los puntos tanto de la suela como de la caña son fáciles de memorizar y como enseguida se aprecia el dibujo motiva más.


Tal y como estaba el patrón original, no entendía muy bien el talón. Para eso están los testknit ¿verdad?, se lo conté a Teresa y ahora está mucho mejor explicado.



Estos son mis calcetines de momento (mentira, tengo otro par terminado y otro más a falta de terminar el segundo calcetín). ¡Seguiré informando de mi reto! 

Y como es jueves, no os olvidéis pasar por RUMS.

jueves, 3 de agosto de 2017

Canas y flores

A ver por dónde empiezo... El otro día, Naii en su IG decía que no le gustan ni su pelo ni sus canas. Yo pasé por esa etapa, pero ahora he decidido que me encantan. Venga que hoy las enseño.


Dejé de teñirme hace casi tres años, recuerdo perfectamente el último tinte. Entonces, no estaba yo en el mejor momento y necesitaba simplificar. Simplificar significaba dejar de tener obligaciones y una de las que tenía era ir a la peluquería cada mes a teñirme las raíces. 

Teñirme se había convertido en una obligación. Cuando te tiñes porque te apetece cambiar de color, verte diferente (L. flipa cuando ve fotos mías con el pelo rosa), pues está bien, pero cuando lo haces porque tienes que tapar las raíces blancas, es una obligación de libro. Cada mes, perdía casi cuatro horas en las peluquería, porque mis canas no se dejaban teñir tan fácil. Tomar la decisión fue fácil, lo difícil vino después.


Cuando dije en la peluquería que dejaba el tinte, no pusieron ninguna pega, el único comentario fue: "sino te gusta siempre puedes volver a teñirte". Pues me gusta, pero para llegar hasta aquí, pasé meses con el pelo tricolor y aspecto de dejada. Varias veces estuve a punto de volver a caer, los alumnos me miraban de reojo, una amiga me amenazaba con comprar tinte en el super y teñirme ella a escondidas (ahora admite que me queda bien), mi hermana me decía "tiñete" cada dos por tres... aguanté y tengo mi recompensa. Hay quien para ahorrarse esos meses de horror se corta el pelo casi al cero. Yo lo corté un poco, pero no tanto.

Una vez terminado todo el proceso, resulta que no tengo tantas canas como pensaba, tengo algunos mechones completamente blancos y el resto va poniéndose de un gris cada vez más claro poco a poco. Me encantaría tener el pelo más blanco, sólo tengo que esperar unos años, la genética es implacable jejejejeje.


Hay a quien no le gusta, oye, pues es mi pelo y a mí sí. Me han dicho que de lejos parece que llevo mechas, he oído como comentaban que parece rubia pero en realidad son canas, me han preguntado si me lo tiño así... El único de los que me importa su opinión que sigue diciendo que estaba mejor antes es S., pero cada vez lo dice menos.

Últimamente he estado leyendo sobre el movimiento body positive, esto de aceptarse y, sobre todo, quererse una misma tal y como es, dejar de juzgar a los demás por su aspecto... Todo eso que quiero enseñar a mis hijos, aceptar mis canas y lucirlas es mi primer paso. ¿Tú qué opinas?

P.D.: Pero yo venía aquí a hablar de mi camiseta jejejejeje. Pues nada, una Plantain sin mangas con tela de punto indescriptible de una tienda física de Mordor con el cuello y las mangas ribeteadas en la misma tela. Yo coso flores y me paso por RUMS.


P.P.D.: Ningún pelo ni cana ha sufrido daños en la realización de estas fotos ni casi nunca, este es mi pelo al natural y he decidido dejar de luchar contra él, que ¡iba ganando!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...