lunes, 15 de diciembre de 2014

Vestidas para Olentzero

Aquí en Mordor, en vez de venir Papá Noel viene Olentzero. Olentzero es un carbonero borrachín y algo vividor que vive aislado en el monte. Hace muchos años, cuando bajaba a los pueblos a vender su carbón vegetal, los niños se escondían porque era gruñón y sólo repartía el carbón. Pero de un tiempo a esta parte, baja al pueblo a traer regalos a los niños en Nochebuena. Y claro, hay que vestirse de forma apropiada para ir a ver a Olentzero.

Así que más o menos, un mes antes de Navidad, los escaparates de Mordor se llenan de txapelas, chalecos de borrego y trajes de casera. Recuerdo los típicos azul marino con puntitos blancos que usábamos mi hermana y yo de pequeñas con su combinación con lacito y su toquilla negra (hecha por mi bisabuela y que aún tengo) y pañuelo a juego (algo así). Los últimos años los trajes de casera se han modernizado y llenado de colores. Mucho más bonitos que los de mi niñez, pero mucho más caros también.

Este año, una vecina y sin embargo amiga, me animó a coser trajes de casera. Digo "animó", pero en realidad me trajo una bolsa llena de telas y una cabeza llena de ideas. Después de darle muchas vueltas creo que han quedado dos trajes (uno para L. y otro para su amiga) muy resultones.



El azul para L., el morado para A. (su amiga). Sólo he cosido las faldas, los delantales y los pañuelos de la cabeza. El mendigozaile de L. lo tejí el pasado año (sin pompones y cosido el frente para que este siempre cerrada) y las toquillas son un half granny square shawl que he ganchilleado por las noches. Las toquillas (a ver si duran tanto como la que me tejió a mí mi bisa) llevan unas cintas en los bordes para poder atarlas a la espalda y que no se les caigan (truco de mi bisabuela).

Para no tener que ponerles enagua (que con niñas de esta edad, se mueve y les molesta debajo de la falda), compré los pasacintas y los cosí a los bajos de las faldas.



No voy a mentir, me han llevado más trabajo del que pensaba (medir dos veces, cortar una me repetía a todas horas), pero ellas están contentas y bien guapas.

Y como estamos ya casi casi en Navidad os dejo con mi villancico preferido. Muy local y muy divertido. Lo descubrimos el año pasado y mis fieras se mueren de risa con él.


P.D.: Todo comprado en diversas tiendas físicas de Mordor, excepto la tela azul de la falda de L. Esa tela llegó en un paquete de retales de telas.es que ya he usado aquí.

8 comentarios:

  1. Es que habiendo tradiciones aquí, para qué buscarlas fuera, no? Me gustan tus conjuntos.

    Aquí hay una zona a la que viene l'Anguleru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa no se conoce a Papá Noel ;)

      La verdad es que existen muchos personajes paganos que reparten regalos a los niños por esta época.

      Eliminar
  2. Vaya curro has hecho!!! Te ha queda do espectacular!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Mañana la prueba de fuego, Nekane, que van al cole vestidos de caseros

      Eliminar
  3. Preciosos!!! Serían las más guapas seguro!
    Espero que Olentzero haya traído hoy muuuchas cositas.
    Por cierto, estamos "cerquita" (yo vivo en Logroño).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olentzero, como casi siempre, ha traído demasiadas cosas ;)

      Pues sí que estamos cerca, nos plantamos en la calle Laurel en una horita!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...