miércoles, 20 de septiembre de 2017

La cuarta Elsa

El otoño ha llegado a Mordor para quedarse, así que la semana pasada me puse a coser con vistas a las temperaturas que se acercan. Saqué patrones, miré los que tenía ya en papel, y, lo primero que hice, fue tirar a lo seguro. A por la Elsa, la cuarta esta vez (las otras tres están por aquí). 


Esta vez en manga corta, que el otoño se acerca, pero con la calefacción mucha manga larga se lleva mal. 


Alargando para hacer una camiseta-larga vestido-corto para usar con vaqueros o leggings.


La tela es un punto gordito de una tienda física de Mordor (ya usé un trozo en la Negua) con unas flores un poco peculiares. 

Yo coso flores y me voy a RUMS con un poco de pena.

jueves, 17 de agosto de 2017

Elsa floreada

Hace poco os enseñé la Elsa rayada, hoy vengo a RUMS con una Elsa floreada. 


Sí, es una Elsa, con las mangas muy recortadas. Tenía ganas de hacer esas mangas desde que se las ví a Nina de Drap (porque #imitarteesadmirarte), así tengo lo mejor del raglan y lo mejor del verano jejejejeje.


La tela de flores fue un regalo de Imilce y el resto es tela de camiseta negra de CalJoan. Nada complicado.



jueves, 10 de agosto de 2017

#12socksin2017: abril, junio y julio

Ya os hablé aquí que este año me he propuesto tejer 12 pares de calcetines. Pues os enseño los tres siguientes, y así no agobio con posts de calcetines.



Patrón botton-up, la gracia del patrón es que surfeas mientras tejes. Para hacer cada mitad del calcetín de un color se utiliza la técnica de intarsia y se llevan las dos hebras colgando siempre. 


Hacer intarsia en redondo implica que hay que ir y volver. Una vez que se pilla como va el cambio de color, son sencillos de tejer, todo punto derecho y listo.




Repito patrón y repito ovillo (en otro color), pero el resultado de la combinación... feo, feo.

Si la culpa es mía, ya avisé que para los otros ovillos de esta lana iba a ser más atrevida con el patrón. Pero, ¿qué voy a decir? Estos ovillos están pensados para un patrón básico y listo.


Feos, feos han quedado, pero tienen su aquel y voy a ponérmelos un montón, seguro, porque son cómodos y la lana se lava muy bien en lavadora.

Como el primero me parecía muy feo, el segundo lo empecé por el otro extremo de la hebra para que no fueran iguales, pero quedó igual de feo.




Los Mediterranean Socks son mi primer test knit (seguro que hay equivalente en castellano, pero no me sale) de calcetines. Seguí el patrón a rajatabla.

Estos calcetines se comienzan por la puntera y se tejen hacia arriba. Los puntos tanto de la suela como de la caña son fáciles de memorizar y como enseguida se aprecia el dibujo motiva más.


Tal y como estaba el patrón original, no entendía muy bien el talón. Para eso están los testknit ¿verdad?, se lo conté a Teresa y ahora está mucho mejor explicado.



Estos son mis calcetines de momento (mentira, tengo otro par terminado y otro más a falta de terminar el segundo calcetín). ¡Seguiré informando de mi reto! 

Y como es jueves, no os olvidéis pasar por RUMS.

jueves, 3 de agosto de 2017

Canas y flores

A ver por dónde empiezo... El otro día, Naii en su IG decía que no le gustan ni su pelo ni sus canas. Yo pasé por esa etapa, pero ahora he decidido que me encantan. Venga que hoy las enseño.


Dejé de teñirme hace casi tres años, recuerdo perfectamente el último tinte. Entonces, no estaba yo en el mejor momento y necesitaba simplificar. Simplificar significaba dejar de tener obligaciones y una de las que tenía era ir a la peluquería cada mes a teñirme las raíces. 

Teñirme se había convertido en una obligación. Cuando te tiñes porque te apetece cambiar de color, verte diferente (L. flipa cuando ve fotos mías con el pelo rosa), pues está bien, pero cuando lo haces porque tienes que tapar las raíces blancas, es una obligación de libro. Cada mes, perdía casi cuatro horas en las peluquería, porque mis canas no se dejaban teñir tan fácil. Tomar la decisión fue fácil, lo difícil vino después.


Cuando dije en la peluquería que dejaba el tinte, no pusieron ninguna pega, el único comentario fue: "sino te gusta siempre puedes volver a teñirte". Pues me gusta, pero para llegar hasta aquí, pasé meses con el pelo tricolor y aspecto de dejada. Varias veces estuve a punto de volver a caer, los alumnos me miraban de reojo, una amiga me amenazaba con comprar tinte en el super y teñirme ella a escondidas (ahora admite que me queda bien), mi hermana me decía "tiñete" cada dos por tres... aguanté y tengo mi recompensa. Hay quién para ahorrarse esos meses de horror se corta el pelo casi al cero. Yo lo corté un poco, pero no tanto.

Una vez terminado todo el proceso, resulta que no tengo tantas canas como pensaba, tengo algunos mechones completamente blancos y el resto va poniéndose de un gris cada vez más claro poco a poco. Me encantaría tener el pelo más blanco, sólo tengo que esperar unos años, la genética es implacable jejejejeje.


Hay a quién no le gusta, oye, pues es mi pelo y a mí sí. Me han dicho que de lejos parece que llevo mechas, he oído como comentaban que parece rubia pero en realidad son canas, me han preguntado si me lo tiño así... El único de los que me importa su opinión que sigue diciendo que estaba mejor antes es S., pero cada vez lo dice menos.

Últimamente he estado leyendo sobre el movimiento body positive, esto de aceptarse y, sobre todo, quererse una misma tal y como es, dejar de juzgar a los demás por su aspecto... Todo eso que quiero enseñar a mis hijos, aceptar mis canas y lucirlas es mi primer paso. ¿Tú qué opinas?

P.D.: Pero yo venía aquí a hablar de mi camiseta jejejejeje. Pues nada, una Plantain sin mangas con tela de punto indescriptible de una tienda física de Mordor con el cuello y las mangas ribeteadas en la misma tela. Yo coso flores y me paso por RUMS.


P.P.D.: Ningún pelo ni cana ha sufrido daños en la realización de estas fotos ni casi nunca, este es mi pelo al natural y he decidido dejar de luchar contra él, que ¡iba ganando!

jueves, 20 de julio de 2017

Elsa rayada

Sí, sí, Elsa rayada porque me he hecho una Elsa con una tela de rayas. Yo me enrayo ¿y tú?.


No tiene mucho misterio. Tela de sudadera de verano de rayas marineras de tienda física de Mordor y tela de sudadera de verano azul marino de La Pantigana.


Bueno, un misterio sí que tiene. Debo haber encogido porque me he hecho la misma talla de siempre de la Elsa y me queda grande! Pero así se queda, que por aquí usamos la secadora a todo trapo...

Venga, venga que hoy es jueves, hoy es RUMS.


jueves, 13 de julio de 2017

La mochila de la envidia

Venga, venga, vamos a quitarle las telarañas a esto... Desde abril hasta julio... ufff demasiado tiempo.

En estos meses he tenido un CVCQ de libro. Fue en mayo, al ver esta mochila de Vanäsha. Cuando volví a encender mi máquina a finales de junio lo primero que hice fue intentar coser una mochila parecida.


Digo intenté porque tiene sus amaikadas, pero a mí me gusta. Primera amaikada, más evidente y la única que voy a contar (porque se ve mucho), ¿notáis algo raro? La solapa se levanta mucho, ¿verdad? La entretele y creo que no debería haberlo hecho, ha quedado muy tiesa y como el cierre pesa, pues lo laterales se levantan.


En esta también se ve, pero así se queda, a ver si cuando la lave se baja un poco. En el delantero puse un bolsillo bien grande, para tener la botella de agua a mano. 


La trasera acolchada, que sino siempre molesta algo de dentro en la espalda, y con un bolsillo para poner el móvil y la cartera a buen recaudo.


Las telas son unas preciosas lonetas de Black Oveja. El cierre está cosido con el cuero que me mandó Imilce por su cumpleblog (y aún me queda otro trocito), dio algo de guerra y las costuras no son perfectas, pero se van a quedar así, que de lejos no se aprecian jejejeje.

Y ahora a RUMS :)



jueves, 27 de abril de 2017

Revoltoseando que es gerundio

¿Qué harías tú con un trozo de cuero, unos ollaos de colores y un poco de plástico mágico? ¿Un bolso? ¿Una mochila? Pues mi cámara necesitaba una correa porque aún seguía con la que venía de serie y no lo podía permitir más tiempo.


A mí nunca se me habría ocurrido trabajar el cuero, da como respeto ¿verdad? Pero si Manos Revoltosas (gracias por acordarte de mí, más maja) celebra su cumpleblog y dice ven, yo lo dejo todo y me atrevo con lo que me proponga (porque fui una de las afortunadas que recibió un paquete).


La correa no tiene mucho misterio. Corté una tira de cuero y cosí los remates y las tiras guiándome por la correa "de serie" de la cámara. Una vez superado el miedo a coser el cuero y ver que mi máquina podía con tres capas (con algo de ayuda), el mayor problema fue buscar una cinta. Seguí el consejo de Costurera de retales y compré un arnés de perro y lo desmonté. Ala, cinta y sus correspondientes pasadores sin comerme mucho la cabeza. 

Luego vinieron los ollaos de colores (que coloqué sin problemas con la tenaza de Lidl) y la hoja revoltosa de plástico mágico (Imilce mando más, pero la fiera morena también lo disfrutó).


Más satisfecha yo, que he sido capaz de coser cuero y me ha quedado algo digno y todo! Que para ser la primera vez y no saber ni por donde atacar no está nada mal!

Antes de pasaros por RUMS, no podéis perderos lo que han hecho con cuero, ollaos y plástico mágico: Cal JoanCosturera de retalesHirutxoakLes costuretes, Manitas, manotas, manazasMi guerrero y mi princesaMJ_MedinaPalao, MunnaPandielleandoVanäsha y, por supuesto, Manos revoltosas


Os veo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...